RSS

Evidencias seculares de la existencia de los 3 nefitas

23 oct

Leyendo un extracto del libro Los Secretos Precolombinos, escrito bajo arduas investigaciones por el historiador Colombiano Harold Santacruz Moncayo, quien ha hecho investigaciones sobre todo el contexto precolombino y algunos de la conquista, se puede retomar un par de párrafos que citan así:

“Un día alrededor del 3 de junio de 1494, durante su segundo viaje al Nuevo mundo, Cristóbal Colón ancló fuera de las orillas de Cuba; Envió una expedición a la orilla para obtener un poco de agua fresca y madera. Entre aquellos enviados a tierra bajó un arquero, que se separó de la comitiva y entró en los bosques con su ballesta a cazar. Él no había caminado mucho tiempo cuando se devolvió apresuradamente y fue donde los del grupo con este informe: “Declaró que él no había avanzado muy lejos, cuando observó de repente que era espiado a través de un claro del bosque, era un hombre vestido de blanco hasta los tobillos, tan blancos y largos como un fraile del orden de Santo María de la Misericordia, que al principio él lo tomó como si se tratase del capellán del Almirante, pero otros dos le seguían, con túnicas blancas que alcanzan a sus tobillos; los tres eran de cutis como los europeos. Detrás de éstos aparecieron muchos más al número de treinta, armados con flechas y lanzas. Ellos no hicieron ninguna señal de hostilidad, pero permanecían callados, el hombre de traje blanco largo, tomó la delantera para hablarme a mí; pero Yo estaba tan asustado de ver el número de acompañantes que huí para buscar la ayuda de mis compañeros al instante. Más tarde reconoció que se acobardo de ver a los nativos armados y que con sus compañeros no tuvieron el coraje de enfrentarlos y salieron despavoridos hacia las naves ancladas en el mar. (Irving 196)

 Hay dos alternativas: O el hombre puede haber estado engañando a Colón; o que él había visto una bandada de grullas en lugar de lo que imaginó. Colón tenía razón para dudar de la exactitud de la información del arquero; por lo tanto sugería espiarlos desde las naves, pero los catalejos no permitían identificarlos desde a bordo “Por eso al día siguiente se programo que todos fueran a tierra, con Órdenes para penetrar al interior si es necesario hasta cuarenta millas” para verificar esta historia.59 (Irving 197)

Incluso una tercera expedición se envió al tercer día a tierra, en la demanda de estos nativos y sus tres líderes blancos vestidos de blanco. Este acontecimiento se convirtió en un problema, todos opinaban sobre la credibilidad del arquero y despertó la curiosidad del Almirante.

Aunque las comitivas volvieron sin una evidencia, no se menciona nada al hombre de la ballesta que más tarde retracta su historia. Tanto así, que crea dudas en el Almirante y de ahí en adelante se pide que ninguna acción sea comunicada sin un segundo testimonio. En dos semanas, Colón ya sabía comunicarse con un nativo, de quien supo: que a diez leguas al oeste había algunos nativos entre ciertas montañas que él vio de lejos, que había un rey, tan poderoso que su reinado abarcaba muchos pueblos; Que él llevaba un vestido blanco que llegaba a tierra; que se le llamó un santo; que sus enseñanzas fueron obedecidas siempre, aunque comunicaba sus órdenes y sus asuntos mediante símbolos visuales,( Irving 200)”

 

Si ahondamos en la historia de diferentes escritores contemporáneos se pueden encontrar varios relatos sobre estos 3 personajes que esta expedición vio. El libro no hace mención sobre quienes eran estos 3 hombres blancos con vestidos blancos, ni tampoco hace referencia a sobre si les volvieron a ver, sin embargo los Santos de los Últimos Días conocemos que se dio un poder especial y una misión específica a 3 hombres durante la visita de Jesucristo a América, y que hoy en día esa misión se sigue cumpliendo y así como aquel que pidió en Jerusalén vivir hasta la segunda venida del redentor, dicha fue la petición y misión de estos hombres que han de encargarse de preparar la senda para el día en que del cielo baje Jesucristo totalmente recubierto de gloria y bajo un coro celestial de ángeles con trompetas anunciando su segunda venida.

Segunda venida de la cual nuestros antepasados indígenas conocían y sabían a la perfección que debe ocurrir y debido a esto es que cuando las primeras expediciones arribaron a tierras americanas, los indios les confundieron con esos seres celestiales que según sus antepasados han de venir a la tierra, así como un día el Hijo de Dios descendió de los cielos y les ministró, estableciendo su iglesia, llamando apóstoles y ordenando al Santo Sacerdocio Según el Hijo de Dios a lideres para guiar al pueblo de este lado del mundo bajo la guía de la revelación, por ello se extrae otro párrafo de dicho libro (que no ha sido escrito por ningún historiador mormón como objetividad de la cita):

” D o m i n g o  1 4  d e  o c t u b r e d e 1 4 9 2 . ( . . . ) O t r o s , c u a n d o  v e í a n  q u e  y o

proc u r a b a  d e  i r  a  t i e r r a , s e  e c h a b a n  a  l a  m a r  y  n a d a n d o  v e n í a n , y

e n t e n d í a m o s  q u e  n o s  p r e g u n t a b a n  s i  é r a m o s   v e n i d o s  d e l  c i e l o ;  y

v i n o  u n o  v i e j o  e n  e l  b a t e l  d e n t r o , y  o t r o s  a  v o c e s  g r a n d e s  l l a m a b a n

t o d o s  h o m b r e s  y  m u j e r e s : v e n i d  a  v e r  l o s  h o m b r e s  q u e  v i n i e r o n  d e l

c i e l o : t r a e d l e s  d e  c o m e r  y  d e  b e b e r . “

” M a r t e s  6  d e  n o v i e m b r e  d e  1 4 9 2 . ( . . . ) D i j e r o n  q u e  l o s  h a b í a n

r e ci b i d o  c o n  g r a n  s o l e m n i d a d  s e g ú n  s u  c o s t u m b r e , y  t o d o s  a s í

h o m b r e s  c o m o  m u j e r e s  l o s  v e n í a n  a  v e r , y  a p o s e n t á r o n  e n  l  a s

m e j o r e s  c a s a s ; l o s  c u a l e s  l o s  t o c a b a n  y  l e s b e s a b a n  l a s   m a n o s  y  l o s

p i e s ,  m a r a v i l l á n d o s e  y  c r e y e n d o  q u e   v e n í a n  d e l  c i e l o . “

 

Llama la atención tan loable y detallista recibimiento, sin embargo era una costumbre del viejo mundo en épocas muy antiguas a la de Colón el recibir a un huésped con un beso en su mano y un sirviente se encargaba de lavar los pies del visitante en señal de respeto, bienvenida y para limpiar del recorrido por los polvosos caminos, tal y como lo hizo Jesucristo con sus discípulos como señal de humildad y amor (Jesús El Cristo, James E Talmage pag. 154).

Adicional a esto se puede citar de este libro un detalle muy peculiar en cuanto a que según el relato de Colón en sus bitácoras a algunos de ellos con autoridad seglar dentro de las tribus se les conocía como ´´santos´´ y eran quienes ministraban los templos que habían sido edificados para la adoración de las deidades, costumbres heredadas por sus antecesores, las cuales fueron traídas en los viajes del pueblo de Jared y de Lehi provenientes de Jerusalén y el viejo mundo.

No me cabe ninguna duda sobre la proveniencia de nuestra cultura y que nuestros antepasados así como nosotros en esta época esperamos ese día cuando del cielo baje el Hijo del Hombre glorificado y envuelto de poder a retomar su reino y reclamar las mayordomías de aquellos a quienes se les han dado asignaciones divinas, así como a cada uno de nosotros en cuanto a la forma en que hemos llevado nuestras vidas y nuestros corazones.

En otras publicaciones abordaré algunos descubrimientos en Copán donde se halla grabado el nombre ´´quijada´´ que traducido al egipcio antiguo es ´´Lehi´´, así como descubrimientos en las Ruinas de Qunran, entre otros.

Sinceramente Chris Iraheta.

 


About these ads
 
1 comentario

Publicado por en octubre 23, 2011 en Uncategorized

 

Una respuesta a “Evidencias seculares de la existencia de los 3 nefitas

  1. Rebeca Viviana

    noviembre 11, 2012 at 11:15 pm

    Que bueno encontrar estas concordancias entre el Libro de Mormón y la historia precolombina.

     

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 69 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: